Blog

8 claves para encontrar el piso de alquiler ideal
14/11/18

El proceso de buscar un piso en alquiler, especialmente ubicado en una gran ciudad como Madrid o Barcelona, requiere de una fase previa de planificación, de una utilización eficaz de los canales de investigación y aprovechamiento de las visitas y, una vez encontrado el piso, saber abordar la parte contractual, que marcará las condiciones básicas de la estancia en el piso durante el plazo acordado. Este proceso de búsqueda -dividido en tres tramos en este artículo- ha vivido una importante transformación en los últimos años: según el Informe del Mercado Residencial de Forcadell del 1S 2018, “la digitalización del sector ha dinamizado el mercado de alquiler facilitando la visibilidad de los pisos, provocando una mayor concentración de la oferta y agilizando notablemente el proceso de comercialización.”

Destacamos 8 consejos a tener en cuenta en el proceso de búsqueda de un piso en alquiler:

Antes de empezar a buscar piso:

1. Hacer un presupuesto

La vivienda supone el principal gasto para la mayoría de familias. Por este motivo es importante contabilizar las principales obligaciones económicas que comportará el alquiler del piso para tener un presupuesto. Entre estos gastos se encuentran el primer recibo del alquiler, la fianza, la garantía, el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) y honorarios de la agencia, entre otros gastos adicionales como amoblar el piso o contratar seguros. Según Àlex Vàzquez, director de Administración de Alquileres de Forcadell, si ponemos como ejemplo un piso de 1.000 €/mensuales, el importe a abonar en el momento de firmar el contrato de arrendamiento será aproximadamente de unos 4.632 €”.

Según Alex Vàzquez, “un ratio aceptado por la mayoría de los propietarios es que el importe del alquiler no supere el 40% de los ingresos limpios y demostrables de los inquilinos”. En caso de que quiera vivir más de una persona, se deben de tener en cuenta los ingresos de todos los arrendatarios. Si el importe del alquiler superara el 40% de los ingresos se puede recurrir a avaladores o ampliación de garantías.

2. Tener preparada toda la documentación

Antes de empezar a visitar pisos es importante tener preparada toda la documentación y la de un posible avalador para no atrasar la reserva del inmueble en caso de que éste encaje con las necesidades y expectativas. Son muchas las veces que un potencial arrendatario pierde el piso porque otro se ha avanzado en lo entrega de la documentación.

 

Canales de búsqueda y la visita:

3. Crear alertas

Es recomendable crear alertas en los principales portales inmobiliarios para recibir una notificación cada vez que entre un piso al portal que encaje con las características demandadas. También es recomendable buscar directamente en las páginas web de agencias inmobiliarias y facilitar los datos de contacto para que éstas puedan proactivamente avisar al interesado cuando les entre un piso de su interés y ser así el primero en visitarlo.

4. La visita, sin prisas

A la hora de visitar el piso, es recomendable ir con tiempo para poder estudiar la zona y ver qué líneas de transporte público tiene cerca, ambulatorios, farmacias, escuelas, bancos, supermercados, etcétera. “Alquilar un piso es una decisión muy importante – explica Alex Vàzquez, y por eso, siempre recomendamos dedicar tiempo a la visita, no ir con prisas”.

5. Fijarse en los detalles

Se aconseja hacer la visita en aquellas horas del día en las que haya luz natural y fijarse bien en las zonas comunitarias de la finca: limpieza, pintura, buzones, ascensor, iluminación, puerta de entrada, vestíbulo, etcétera. De su estado se pueden extraer unas primeras impresiones del tipo de vecindario que vive en la finca. Una observación del piso esmerada nos puede ayudar a extraer también algunas conclusiones del propietario, prestando especial atención al estado de:

  • las instalaciones de agua, gas y electricidad.

  • de los baños y habitaciones: los grifos, bordes de la bañera, cisterna del wc, persianas, puertas y ventanas, cierre de los armarios empotrados, zócalo y pavimento.

  • en la cocina: los electrodomésticos, horno, cocina y campana extractora.

  • en caso de que la vivienda sea amueblada, el estado de cada mueble.

 Si se considera necesario, antes de tomar la decisión, se recomienda hacer una segunda visita al piso, para estar seguros que éste está en condiciones y cumple con las expectativas, y poder tomar nota de todas las medidas y características necesarias.

6. ¿Y la comunidad? 

La visita del piso es un momento óptimo para preguntar al comercial si la comunidad de propietarios la gestiona un administrador de fincas o directamente alguno de los propietarios, valorando positivamente que lo esté gestionando un profesional.

Una vez encontrado el piso:

7. La reserva

Una vez encontrado el piso que satisface las necesidades y expectativas del arrendatario llega el momento de hacer la reserva. Es recomendable no entregar ninguna cantidad económica en concepto de reserva si no se han enviado previamente las condiciones del alquiler por escrito: superficie, duración del contrato, periodo obligatorio, desglose del alquiler, tipo de actualización de la renta, si los gastos de comunidad e IBI están incluidos, fianzas, honorarios, si se ha pactado alguna carencia, etc.

En el momento de la reserva y previamente a firmar el contrato de alquiler es importante estar informado del estado de los suministros: si estos están dados de alta o bien si se ha de empezar a contactar con las compañías comercializadoras.

8. El contrato, al detalle

Los contratos de alquiler actuales se tienen que ajustar a la Ley 29/1994. Es aconsejable pedir al agente inmobiliario un borrador del contrato de arrendamiento para poderlo leer detenidamente y, en caso de tener dudas, consultarlo con la agencia o con terceros. “Si nos aseguramos previamente que estamos de acuerdo con todo el contenido del contrato –explica Alex Vàzquez- el día de la firma, podemos prestar atención a otros asuntos también importantes cómo son: donde están las claves de paso, a qué comercializadoras de suministros he de llamar, con quien tengo que contactar para determinadas incidencias, etcétera”.

Hay que tener presente que el contrato de arrendamiento no puede incluir ninguna cláusula que vaya en contra de la ley ni que se pudiera considerar abusiva. Ante cualquier duda es recomendable acudir a un experto antes de firmar.

Categorías
Todas (173)
Años
Todos
2013
2014
2015
2016
2017
2018