Blog

Los 6 principales gastos a tener en cuenta para alquilar un piso
05/01/18

La vivienda supone el principal gasto para la mayoría de familias, tanto para aquellas que viven de alquiler como para aquellas que pagan un crédito hipotecario. La compleja decisión entre comprar o arrendar un inmueble depende en la mayoría de los casos del desembolso que el núcleo familiar pueda asumir -tanto en la fase inicial del contrato como en el transcurso de las mensualidades-; también influyen otras razones de índole cultural, ideológica y ocupacional (trabajo o estudios).

Según Christian Gracia, director del Área de Comercialización de Viviendas de Forcadell, “el ahorro previo que deben hacer las familias antes de lanzarse a la compra de una vivienda supone hasta el 30% del valor del inmueble”.

En cualquiera de los casos es importante prever al detalle los costes que pueda suponer la compra o el alquiler tanto a corto como a medio y largo plazo. En el caso del alquiler, según Alex Vázquez, director del Departamento de Alquileres del Área Residencial de Forcadell, “se recomienda que el coste mensual de la renta no supere el 40% de los ingresos familiares”.

Alquilar un piso implica un menor esfuerzo económico y mayor flexibilidad para el inquilino y, pese a que el desembolso inicial que se debe hacer es ínfimo comparado con el de la compra de un inmueble, se deben tener en cuenta los distintos costes que debe asumir el inquilino tras la firma del contrato de arrendamiento, que incluyen desde el pago de la fianza y la primera mensualidad hasta la mudanza, el pago de impuestos, etcétera.

A continuación, se presentan los 6 principales gastos que se deben tener en cuenta para alquilar un piso:

  1. La primera mensualidad 
    El primer gasto que afrontar el inquilino tras la firma del contrato de arrendamiento es la primera mensualidad de alquiler.

  2. La fianza 
    La prestación de la fianza es obligatoria por ley y su importe equivale al de otra mensualidad. Tiene como objetivo cubrir posibles impagos y desperfectos que el inquilino pueda ocasionar en la vivienda a lo largo de su estancia. Y pese a que éste recuperará el importe al finalizar el contrato, es un coste que debe tenerse en cuenta a la hora de alquilar un piso.

  3. Garantías adicionales 
    El propietario puede pedir a su inquilino otras garantías además de la fianza, tales como un aval bancario u un depósito económico complementario.

  4. Honorarios de la inmobiliaria 
    En el caso de haber recibido intermediación de una agencia inmobiliaria, el inquilino deberá pagar en la firma del contrato de arrendamiento los honorarios correspondientes a la operación. En la mayoría de los casos es un gasto que asume el inquilino.

  5. Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP) 
    El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales es un tributo que corresponde al inquilino puesto que la legislación tributaria entiende el hecho de vivir de alquiler como una adquisición onerosa. El impuesto se paga una sola vez y debe hacerse efectivo en un plazo de 30 días tras la firma del contrato.

  6. Alta de suministros 
    Los suministros del agua, electricidad y gas suelen estar dados de alta en el caso de viviendas que ya han sido habitadas con anterioridad, con lo que sólo es necesario hacer un cambio de titularidad para el nuevo inquilino y hacer la pertinente domiciliación. Pero en el caso de viviendas de obra nueva, sí es necesario dar de alta estos servicios básicos, trámite que corre a cargo del inquilino en la mayoría de los casos, pero que puede negociarse.

También se deben tener en cuenta otro tipo de gastos adicionales que se derivan del alquiler de un piso que dependen de la casuística de cada inquilino y propietario: el coste de la mudanza o de amueblar el piso, seguros adicionales que exigen algunos arrendadores para cubrir riesgos y la tasa de basuras, entre otros.

Es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional antes de firmar cualquier contrato de arrendamiento de cara a fijar en él las condiciones más beneficiosas y establecer un marco de seguridad para ambas partes. Desde el Departamento de Alquileres del Área Residencial de Forcadell, le ayudamos en la gestión de pisos en alquiler y venta, con asesoramiento personalizado. Somos consultores inmobiliarios especializados en gestión inmobiliaria y ofrecemos servicios para propietarios e inquilinos como asesoría jurídica, correduría de seguros y reformas integrales.  

 

Categorías
Todas (173)
Años
Todos
2013
2014
2015
2016
2017
2018